Diferencias entre SEO On Page y SEO Off Page

No Comments

SEO On Page y SEO Off Page son los dos tipos de acciones que conforman el conjunto de técnicas dedicadas a la mejora del posicionamiento orgánico en los motores de búsqueda, sobre todo en Google hoy en día.

El SEO como tal trata de optimizar la visibilidad que una página web tiene en los buscadores, es decir, la potencia que un site tiene para salir como resultado de búsqueda por delante de otro cuando se teclea el contenido que estas webs pueden ofrecer.

Si aún no dominas muy bien el concepto de posicionamiento SEO, puedes leer este artículo de la mano de los compañeros de Piano Marketing, en el que explican de manera liviana y concisa todo su fundamento.

En caso contrario, continuamos. Puesto que los algoritmos de los buscadores son similares, a priori, las técnicas para lograr un posicionamiento óptimo también son parecidas entre diferentes buscadores aunque cada cual priorice las suyas propias. La diferencia fundamental radica en el público objetivo y dónde se encuentre este nicho.

Por ejemplo, Bing, al ser el buscador de Microsoft, viene predeterminado en Internet Explorer, el cual es mayormente elegido por usuarios de avanzada edad, que crecieron digitalmente con éste, y por organismos gubernamentales o instituciones públicas como las universidades, aunque cada vez Google gane más terreno. En usuarios jóvenes no hay color.

En cambio, si prefieres segmentar por territorio, Bing tiene una cuota cercana al 20% en EE.UU. (por ello aún hay técnicos que se especializan en Bing Ads), mientras que Yahoo, aunque ya muy desfasado, sigue dando guerra en gran parte de latinoamérica. En cuanto al territorio nacional, Google domina España sin vacilar.

Hablamos fundamentalmente de Google, ya que como veremos a continuación, los datos relativos al ejercicio pasado son demoledoramente favorables para ellos. Y en esta línea vendrán los de 2016:

“2 de cada 3 búsquedas se realizan desde Google a nivel mundial en PC”.

Baidu es el principal buscador chino debido fundamentalmente a la densidad poblacional que tiene el país. En cuanto a Bing y Yahoo, como decimos, ya casi pertenecen a otra época, sobre todo Yahoo, tras el reciente hackeo sufrido de más de 500 millones de cuentas asociadas que acaban de reconocer.

En “Otros” incluimos a otros buscadores con una cuota ya casi despreciable como AOL, Exite o Ask, que prácticamente se arraigan automáticamente como toolbars de manera camuflada cuando instalamos un programa de forma estándar y omitimos las opciones personalizadas de instalación, es decir, que su uso real es quasi nulo.

Buscadores más usados en PC en 2015

Buscadores más usados en PC en 2015

En cuanto a los dispositivos móviles, como smartphones o tablets, el panorama está más claro aún. Éste ha fluctuado más que en PC en estos últimos años, donde la tendencia de Google no ha parado de crecer (excepto por Baidu con la creciente apertura de China hacia la World Wide Web), donde la guerra por llevarse el gato al agua en el mercado de los móviles ha provocado ciertas subidas y bajadas en su cuota, sin embargo nunca ha llegado siquiera a peligrar su posición de liderazgo. Como vemos, aquí ni siquiera Baidu tiene presencia.

“9 de cada 10 búsquedas se realizan desde Google a nivel mundial en dispositivos móviles”.

Buscadores más usados en dispositivo móvil en 2015

Buscadores más usados en dispositivo móvil en 2015

Ahora que estamos situados en el mundo del SEO y los buscadores más potentes en la actualidad, vamos a desgranar las diversas técnicas de optimización web que oferta. Vayamos por partes.

¿En qué consiste el SEO On Page?

El objetivo del SEO On Page es conseguir posicionamiento orgánico desde dentro, esto es, optimizando nuestra propia web.

El elemento central de este tipo de posicionamiento son las keywords o palabras clave en las que quieres posicionar tu negocio.

Google indexa tu web en función de las palabras que están estrechamente relacionadas con la actividad que llevas a cabo. Por ejemplo, si vendes naranjas online, tu palabra clave será “naranjas online” y no “limones online”.

Esto es muy importante, ya que la máxima de Google es que el usuario encuentre exactamente lo que está buscando, por tanto, si el usuario quiere encontrar naranjas online y tu estás posicionado correctamente en estos términos de búsqueda, Google entenderá que tú ofreces lo que ese usuario quiere y saldrás en esos resultados de búsqueda.

En cambio, si no estás bien posicionado aquí, Google no te encontrará, ya que estarás mal clasificado, o no de la forma que tú quieres o debes en función de tu actividad y, por tanto, entenderá que no tienes la solución a esa búsqueda.

Pero llegados a este punto, no todo vale, ya que tus keywords deberán aparecer en tu contenido de forma natural. Como se suele decir en esta jerga, no es nada recomendable que metas dichas palabras “con calzador”, ya que en ese caso Google entenderá que estás realizando spam y te penalizará bajándote de posición en sus resultados.

Concepto del SEO

Concepto básico del SEO On Page

Por último, en cuanto a aspectos generales del SEO On Page, no debemos pasar por alto la densidad de la palabra clave dentro del artículo, es decir, el número de veces que ésta se repite en relación al conjunto total de palabras. Una densidad cercana al 2% sin sobrepasar este porcentaje en exceso, sobre todo si el artículo es corto, es un dato magnífico.

Así mismo, cuidar la señalización en negrita de esta palabra y, como no, la duración del artículo. Lo recomendable es que su longitud no sea menor de 300 palabras, aunque esto ya dependerá del posicionamiento que ostentes, de la exigencia temporal que requiera tu artículo y, sobre todo, del tipo de usuario que te lea: si es móvil, enfócate en textos cortos que puedan enlazarse unos con otros. Si es estático, no hay problema, disfrutará con una lectura densa y productiva.

Pero nunca olvidemos que nada de esto tendrá sentido si el contenido que ofreces no es de calidad. Actualmente el marketing de contenidos o branded content es el amo y señor del posicionamiento en Internet.

Dicho esto, como posicionarte en ciertas palabras puede llevar bastante tiempo, sobre todo si están muy reñidas, hay que ir cumpliendo a su vez una serie de pautas que hacen que Google se sienta bien y ayuden a acortar este proceso, a saber:

  1. Orientar las etiquetas visibles al usuario
  2. Optimizar los encabezados de la página
  3. Cuidar las etiquetas alt de las imágenes
  4. Optimizar la velocidad de carga de la web
  5. Adaptarnos al Diseño Responsive Web
  • Orientar las etiquetas visibles al usuario

Nos encontramos con tres etiquetas fundamentales o tags, que describiremos siguiendo el ejemplo de las naranjas:

Título: se trata de la más importante de todas, ya que es lo que se ve a primera vista y dependiendo de si éste es atractivo o no, la visita del lector puede decantarse de tu lado o no. Por tanto, pensar qué le gustaría leer al usuario, ponerse en su piel para saber cómo buscaría lo que ofreces es la clave aquí. 

Además, esta es la forma de dar a conocer la temática de tus páginas a Google para que entienda que tienes que aparecer tú cuando alguien busque lo que describes en tu título.

Slug: aparece justo debajo del título en forma de URL. La etiqueta slug separa con guiones tu título, pero si este fuese demasiado largo quizá convendría acortarlo un poco de manera que ofrezcamos una URL amigable, concisa y sin errores, para que los robots de Google la puedan leer sin problemas.

En el ejemplo siguiente, vemos como el slug coincide con el título debido a su escasa longitud, pero si este fuese “Comprar Naranjas Online De Temporada Con Envío En Menos De 24 Horas”, lo ideal sería prescindir de artículos y preposiciones, puesto que así se simplifica la etiqueta y ésta sigue mostrando su contenido, siempre priorizando la palabra clave: “/comprar-naranjas-online-temporada-envio-menos-24-horas”. 

Meta Descripción: si las dos etiquetas anteriores eran importantes para Google, ésta es la más importante de cara al usuario, puesto que Google no la tiene en cuenta y sin embargo el usuario la ve como una descripción de lo que estás ofreciendo en tu artículo o post.

Eso sí, a pesar de ello, si describes algo que realmente no ofreces, Google acabará pillándote, derivado primordialmente del comportamiento reacio de unos usuarios que no han encontrado una descripción de contenido veraz.

Por tanto, un ejemplo de como optimizar estas etiquetas sería el siguiente (claro está, nosotros no vendemos naranjas 😉):

ejemplo-seo

  • Optimizar los encabezados de la página

Una vez que estamos trabajando nuestras keywords y tenemos orientadas nuestras etiquetas, toca optimizar nuestro encabezado (H1) y subtítulos (H2-H6).

Con el Título hemos atraído al lector, una vez que pinche en el artículo y esté dentro, el encabezado, header o H1 es lo primero que se encuentra y lo que marca si seguirá leyendo o saldrá de nuestra web, puesto que éste puede ser igual al Título, pero en ocasiones es recomendable cambiarlo, ya que Google, de nuevo, puede entender que queremos spamear la palabra clave. También podemos aprovechar para hacerlo más atractivo que el Título aún.

Los subtítulos, de mayor tamaño a menos (H2-H6) no influyen demasiado en el posicionamiento, aunque nunca está de más colocar al menos una pareja de H2 para facilitar la lectura de la publicación en cuestión.

  • Cuidar las etiquetas alt de las imágenes

Las imágenes son esenciales tanto fuera del artículo para atraer la atención a primera vista, como dentro del mismo para dinamizar la lectura y potenciar la vertiente visual de éste.

Además de que cada vez tienen más importancia las fotos, ya que en este mundo de prisas sirven para resumir rápidamente un párrafo cargado de información, Google analiza la etiqueta alt asociada a la imagen para relacionarla con el contenido, que a diferencia de las anteriores, ésta no es visible pero igualmente rastreable.

Si pasamos del apartado visual a la observación del código HTLM, podremos observar como nuestras fotos contienen el dominio del sitio que las aloja, seguido de la descripción del tipo de imagen (.png, .jpg, .gif) y, por último, la etiqueta alt, que indica el nombre que recibe la misma para que Google la asocie a nuestro contenido, por lo cual habrá que incluir en éste nuestra palabra clave siempre que se pueda.

seo-google

  • Optimizar la velocidad de carga de la web

Google asegura que hoy en día el usuario medio solo está dispuesto a regalar 1,5 segundos de su tiempo para que se muestre lo que busca, mientras que a comienzos de la era digital hablábamos de 5 segundos.

La optimización del tiempo de carga de la web o WPO es necesaria hoy en día para no aumentar la tasa de rebote, por tanto, si tu web tarda más de 2-3 segundos en responder, debes arreglar esta situación, lo cual te explicábamos recientemente aquí: La importancia del tiempo de carga de tu web.

  • Adaptarnos al Diseño Responsive Web

Esta tecnología de maquetación web permite que los contenidos se adapten a todos los dispositivos móviles. Esto hará que los usuarios no tengan que ampliar ni desplazarse de forma manual por el contenido, ya que éste tendrá un tamaño adecuado para una correcta lectura y visualización de imágenes. Actualmente esta tecnología es indispensable para el posicionamiento orgánico (SEO) en Google.

Y si todo esto es SEO On Page, entonces…

¿En qué consiste el SEO Off Page?

Pues bien, funciona igual pero al revés. El objetivo del SEO Off Page es conseguir el posicionamiento orgánico desde fuera, es decir, optimizando nuestra visibilidad en los buscadores o motores de búsqueda.

En esta vertiente, la lista de tareas se resume de la siguiente forma:

  1. Link Building
  2. Blogging
  3. Gestión de Social Media
  4. Posicionamiento SEM*
  • Link Building

La creación de vínculos hacia tu sitio web es una de las mejores formas de ganar posicionamiento. Se trata de conseguir enlaces entrantes, enlaces que redireccionen a tu sitio web desde cualquier otro sitio. Esto es lo que se conoce como Backlinks. Vamos a verlo.

Para empezar, existen dos tipos de enlaces en cuanto a la forma de recibirlos: los naturales u orgánicos y los articifiales.

Los primeros son aquellos que apuntan hacia tu página desde otro sitio por voluntad propia del redactor. Si ofreces un contenido de calidad, que pueda interesarle a los lectores de otra web o blog, quizá puedas llevarte uno de estos, aunque es dificil que se produzca, ya que cuando se incluyen enlaces ajenos en un artículo, la autoridad de la página se repartirá entre el tuyo propio y todos los que adjuntes, y nadie quiere perder esta autoridad.

Los segundos son artificiales porque no los recibes de manera natural, sino que suelen ser pagados a otros editores de otras páginas o puede darse la compra masiva de enlaces. Esto no es posicionamiento natural y por tanto no es una práctica que Google apruebe, sobre todo en este segundo caso, donde si el gigante de Internet te caza no te quepa la menor duda de que romperá todos los enlaces sospechosos que detecte.

Por otro lado, según los atributos de la página donde se insertan los enlaces, estos pueden ser Follow o No Follow, pero esto ya no depende de ti, al menos no directamente.

Los enlaces Follow son aquellos que la página te reconoce, es decir, atribuye que son tuyos y por tanto te traspasan cierta autoridad de esa misma página.

Los enlaces No Follow no se te atribuyen y por tanto no te traspasan esta autoridad, sin embargo, el hecho de aparecer en una página con un dominio de autoridad contundente ya te otorga cierto empaque. El ejemplo más claro de esto es salir en Wikipedia. No te va a reconocer el enlace pero… ¿quién no quiere estar ahí?

De todos modos, aquí se debe mantener una dualidad entre ambos, se deben tener ambos tipos de enlaces de manera proporcional, ya que tener solamente enlaces Follow sería sospechoso, ya que, a no ser que los compres, esto es prácticamente imposible. Google se daría cuenta y te acusaría de spam.

  • Blogging

Básicamente consiste en dejar enlaces con la dirección de tu sitio en diversos blogs y foros, siempre relacionados con tu tema principal claro, pero sin spamearlos. De nuevo insistimos en que no sirve de nada distribuir enlaces que no llevan a nada que valga la pena al final.

Otro punto muy interesante en este apartado es el “Guest Blogging“, donde puedes escribir en otra página como invitado e introducir ahí un enlace a tu sitio. Claro está, los favores hay que devolverlos, aunque éste será el caso de páginas más modestas. Si tu idea es escribir como invitado en un sitio más potente tendrás que labrarte primero una reputación, ya que aquí la colaboración estará basada en la capacidad que tengas para escribir un artículo de calidad en esa página.

  • Gestión de Social Media

La comunicación hoy en día no se concibe sin las redes sociales, por tanto hay que estar en ellas.

Además, bien gestionadas cumplen una serie de funciones realmente útiles:

– Incrementar la presencia de nuestra marca en Internet.
– Incrementar el reconocimiento de marca.
– Mejorar el posicionamiento de marca.
– Generar tráfico a la web corporativa o la tienda on-line.
– Dar visibilidad a nuevos productos, campañas y eventos.
– Conversar e interactuar con nuestros usuarios.
– Mejorar el servicio de atención al cliente.
– Fomentar la fidelización.

Y para seguir una estrategia social omnicanal trabajaremos las famosas 4 C’s en las distintas RRSS: Contenido, Contexto, Conexión, Comunidad.

Facebook: imprescindible para conectar con nuestro público. Es actualmente el mayor viralizador de Internet.
Twitter: conseguir e interactuar con influencers.
Google +: muy interesante para el posicionamiento SEO. Es de Google, por tanto, premiará que la incluyas.
Instagram: la más visual de todas.
Youtube: muy útil para trabajar los vídeos de la marca.

RRSS para SEO

  • Posicionamiento SEM*

Este apartado, más que ser un elemento del SEO Off Page, es un magnífico complemento y, como tal, vamos a hacerle una mención especial aquí (de ahí el asterisco).

Como seguimos hablando de Google, vamos a centrarnos en su sistema de publicidad patrocinada, el servicio Google AdWords, y más concretamente en las funciones que ofrece para la Red de Búsqueda, que es donde nos interesa aparecer en este caso.

Volvemos a tratar con keywords, ya que ahora nos vamos a posicionar en las mismas palabras clave que antes pero ahora vamos a pagar por ellas para darles una mayor fuerza y conseguir visibilidad inicial en los resultados de búsqueda.

No solo ello, sino que las campañas SEM tienen la ventaja de ser instantáneas o casi, no tardan en posicionarse nada como sí ocurre en el SEO, aunque por supuesto si la palabra que elijes tiene competencia deberás ofrecer una puja más alta por la misma, ya que lo recomendable es estar entre los 3 primeros puestos de anuncios.

Si resulta que tu puesto está en estos puestos, porque así lo dicen tus métricas, pero aún así no apareces, será porque tu competencia está pagando más que tú, por tanto mientras su anuncio siga activo el tuyo no aparecerá, a no ser que subas el precio o la competencia desactive el anuncio o agote el presupuesto dedicado para éste.

Por tanto, el SEM no solo ofrece esta gran ventaja, sino que además te permite probar varias palabras claves donde posicionarte y jugar con ellas para ver de manera rápida cuáles son las que más le funcionan a tu web, ya que cada cual es un mundo, y así quedarte con las mejores para usarlas en el SEO y posicionarte correctamente.

De hecho, es casi necesario realizar campañas de posicionamiento SEM conjuntamente con posicionamiento SEO, ya que en caso de que no lo hagas y decidas posicionarte en una determinada palabra sin saber si realmente funciona, podrías malgastar un tiempo muy valioso, ya que al final podrías posicionarte en una palabra que no te interesa, como ya comentábamos antes.

Por último, destacar que el hecho de anunciar una URL, por poco que se invierta, influye en los criterios de posicionamiento de Google y le da potencia a la misma para aparecer prioritariamente de forma orgánica en los resultados de búsqueda, que en resumidas cuentas, es lo que buscamos trabajando el SEO Off Page.

Y no olvides que si necesitas ayuda para gestionar cualquier tipo de campaña publicitaria, nuestros compañeros de Piano Marketing te asesorarán sobre todas las posibilidades que estas herramientas comunicativas ofrecen y cuáles son aquellas que mejor se adaptan a ti y a tu negocio.

Después de todo: ¿Qué SEO es mejor?

Sin duda los dos, ambos son totalmente complementarios y necesarios, ya que Google casi no los entiende el uno sin el otro. Y cuanto más los practiques más aumentará tanto la autoridad de tus páginas individualmente como la de tu dominio global (Page Authority & Domain Authority).

Para finalizar, quédate con la siguiente idea:

¿Qué diferencias existen entre SEO On Page y SEO Off Page?

Llegados a este punto, vamos a condensar toda esta información en una imagen resumen a modo de conclusión, para que te quede clara la composición de cada tipo de SEO y no te formes un buen cacao.

Sin más dilación, estas son las diferencias entre SEO On Page y SEO Off Page:

Diferencias entre SEO On Page y SEO Off Page

Diferencias entre SEO On Page y SEO Off Page

 

About us and this blog

We are a digital marketing company with a focus on helping our customers achieve great results across several key areas.

Request a free quote

We offer professional SEO services that help websites increase their organic search score drastically in order to compete for the highest rankings even when it comes to highly competitive keywords.

Subscribe to our newsletter!

Los campos marcados con * son obligatorios

More from our blog

See all posts
 

Leave a Comment